JUGUETES EDUCATIVOS PARA NIÑOS DE 3 A 5 AÑOS EN JUGUETOON

Cada día vuelven del cole con un nuevo descubrimiento y su curiosidad es insaciable. ¿Por qué no aprovechar sus ratos de juego por la tarde para afianzar los nuevos conocimientos que están adquiriendo? Con los juguetes educativos adecuados además se lo pasarán bomba.

En la etapa preescolar, que en España dura hasta los seis años, la mayoría de los niños entra en contacto por primera vez con las letras y los números y lo lógico es que empiecen a a tener curiosidad por conocer cada vez más cosas del mundo que les rodea. Aunque a esta edad la educación no es obligatoria, la mayoría de los peques empiezan a ir al colegio a los tres años y completan la segunda etapa de la Educación Infantil, fase en la que empezarán a conocer un montón de cosas como las letras, los números, los colores, las formas….

Teniendo en cuenta que aprender a contar y a leer y escribir no es una carrera y que cada niño lleva su propio ritmo, ¿por qué no fomentar esos aprendizajes con juguetes educativos adaptados a su edad? Existe una gran variedad de opciones para aprovechar esta ventana de oportunidad que supone el enorme interés por aprender que tienen entre los tres y los cinco años. No se trata de mandarle deberes a un niño de tres años, simplemente de poner a su disposición juguetes y actividades que favorezcan su desarrollo. Por ejemplo, como cuando juegan con bloques o hacen un puzle. Así mejoran su percepción espacial y sus habilidades motoras y lo hacen sin darse cuenta… ¡se están divirtiendo!

¿Quieres saber cómo favorecer el desarrollo de tu hijo entre los 3 y los 5 años a través del juego?

Juguetes educativos para niños de tres años

Entre los tres y los cuatro años los niños son capaces de identificar letras colores y formas. También pueden hacer frases de varias palabras y se hacen comprender bastante bien, aunque todavía se les resistan algunos sonidos.

Los juegos Formas Ocultas o Formas y cordones de Montessori son perfectos para estas edades,  ya que mediante la manipulación directa con las manos les permiten identificar jugando las diferentes formas y sus colores.

Si tu peque va al cole, seguramente habrán empezado a conocer las letras empezando por las de su nombre y luego con las del nombre de sus compañeros. Un juego de abecedario con letras móviles nos vendrá genial para jugar con él a identificar qué letra se corresponde con cada sonido o por qué letra empieza el nombre de un objeto cotidiano. Una vez que ya conozca todas las letras y sus sonidos será capaz de formar sílabas y después palabras.

Juguetes educativos para niños de 4 años

En esta etapa sus experiencias crecen. Empiezan a tener intereses específicos y a comprender mejor cómo funciona el mundo. Por ejemplo los conceptos temporales, los días de la semana, las horas del día, las estaciones… A esta edad ya han dejado atrás pañales y chupetes y lo que quieren es hacer cosas “de mayores”.  Con el juego Mi casita aprenderán a identificar las diferentes partes de la casa y a imitar el comportamiento de los adultos. También les encantará recibir un ordenador como el de papá y mamá, que además viene con un montón de actividades educativas.

En el cole estarán aprendiendo ya a formar sus primeras palabras. Nosotros desde casa no contamos con el efecto grupo ni con la autoridad de ser la seño, así que tenemos que ponérselo fácil con juguetes atractivos que les llamen la atención como Yo aprendo a escribir.

No nos olvidemos de los números. Juegos de toda la vida como el dominó y otros tan divertidos como la pizza de los números son ideales para empezar a reconocer los números y hacer sumas sencillas.

Juguetes educativos para niños de 5 años

En el último año de educación infantil la adquisición de conocimientos se acelera. Su curiosidad es insaciable. Muchos peques ya pueden leer y hacer sumas sencillas. Podemos favorecer su desarrollo proponiéndole juegos que le ayuden a afianzar esos conocimientos y también explicándole la cantidad de cosas divertidas que podrá hacer si sigue avanzando en su aprendizaje, por ejemplo, llevándole a una biblioteca y diciéndole que cuando sepa leer podrá elegir el cuento que prefiera y enterarse de un montón de cosas interesantes. Despierta su interés por conocer el mundo con este globo terraqueo interactivo, fomenta su pasión por los dinosaurios con figuras de estos animales prehistóricos, cualquier interés que salga de él será una fuente inagotable de aprendizaje.

Le encantará recibir como regalo un reloj como el de papá y mamá que, además, le ayudará a ir aprendiendo las horas y las partes en las que se divide el día, conceptos que puedes afianzar el juego Tic-Tac.

¿Has oído hablar de la educación STEM? Se trata de fomentar las áreas de conocimiento de Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas. La robótica es una buena manera de desarrollar estas habilidades mediante el juego y juguetes como el Agente Blip ayudan a los niños a aprender los rudimentos de la programación. Los juegos de bloques y construcción, además de los puzles y maquetas también le ayudarán a desarrollar destreza manual y la coordinación espacial.

Y nada mejor para este “cole en casa” que hacerte con una pizarra o un pupitre parecido al que tienen en clase para hacer más divertido el aprendizaje en su tiempo libre.

Y tú, ¿nos cuentas cómo favoreces el desarrollo de tu hijo a través del juego?

Deja un comentario