TELETRABAJAR CON LOS NIÑOS EN CASA: IDEAS PARA SOBREVIVIR

¿En casa con los niños y teletrabajando? Por suerte ya somos expertos. Con estos consejos y grandes dosis de paciencia es posible mantenerlos entretenidos con juegos y actividades adaptados a su edad.

Ya ha empezado el colegio. Sin embargo, son muchos los padres que tienen a los niños en casa, ya sea porque han decidido no llevarlos (en el caso de infantil), o porque se haya producido algún caso de coronavirus en el centro que haya obligado a cerrar su clase y los niños a hacer cuarentena.

A la vez, el teletrabajo sigue estando a la orden del día tanto entre los empleados que dejaron de ir a la oficina en marzo y no han vuelto, como entre los que han tenido que pactar con su empresa quedarse en casa para cuidar de los pequeños. Ante esta situación nos vemos como en marzo, teniendo que compaginar el teletrabajo con el cuidado de los niños, algo que no resulta nada fácil, sobre todo cuando son pequeños.Sin embargo, la experiencia es un grado y si de algo sabemos los padres es de desarrollar estrategias de supervivencia. A continuación te ofrecemos una serie de consejos para llevar mejor esta situación y una guía de juego por edades que te ayudará a elegir las mejores actividades para mantener a tu hijo entretenido mientras teletrabajas.

CONSEJOS PARA TELETRABAJAR CON LOS NIÑOS EN CASA

  • Explícaselo: Los niños entienden mucho más de lo que pensamos y les encanta que les impliquemos en nuestras actividades. Si le decimos “mamá va a trabajar y tú tienes que jugar solita y no hacer ruido”, seguramente vamos a crear una predisposición negativa que le haga demandar más atención. Sin embargo, podemos colocarle su mesita al lado de la nuestra con unos colores o incluso con un ordenador como el de los mayores como Mis primeras teclas y le decimos “mamá va a trabajar un ratito y tú también, ¿vale?”.
  • Organízate: Intenta dejar esas tareas que requieren mayor concentración para los momentos en los que los niños estén más tranquilos (por ejemplo si duermen siesta) o programa las videoconferencias para los ratos de pantalla en los que es más probable que no haya interrupciones. La flexibilidad es la clave, y no sólo en la organización, sino sobre todo en la forma de tomarnos las cosas. Si el niño ha interrumpido la videoconferencia o hemos tenido que retrasar unas horas una entrega porque ha surgido un imprevisto, no hay que machacarse. Estamos en circunstancias excepcionales y los niños no son máquinas que podamos desconectar.
  • Programa su día: Si no queremos que los peques se pasen la mañana delante de la tele habrá que proponerles algún tipo de rutina en la que se alternen tareas escolares adaptadas a su nivel, tiempo de juego libre y algo de pantalla. También podemos implicarles en tareas de casa de acuerdo a su edad.

TELETRABAJO CON NIÑOS DE HASTA DOS AÑOS

Con bebés y niños menores de dos años no nos va a quedar otra opción que adaptar nuestros horarios de trabajo a sus horarios de comida y sueño. Puede que se quede tranquilo en su hamaquita jugando con sonajeros y mordedores, pero después de un rato pedirá poco de movimiento. Para ello son ideales los gimnasios para bebés, que les permiten descubrir nuevas texturas, sonidos y colores mientras desarrollan sus movimientos para alcanzar los juguetes que más les llaman la atención.

Los más mayorcitos disfrutarán recorriendo toda la casa a bordo de sus correpasillos y balancines y le encantará que le pongamos una piscina llena de bolas de colores.

TELETRABAJO CON NIÑOS DE 3 A 6 AÑOS

Los niños en edad preescolar disfrutarán con todo aquello que puedan manipular con las manos. Ellos están aprendiendo a conocer el mundo y para ello tienen que tocar, sentir,  probar y experimentar por ellos mismos. Los juegos con plastilina o arena mágica o son ideales porque fomentan la creatividad a la vez que les ayudan a desarrollar la psicomotricidad.

Un recurso fácil y barato es imprimirles dibujos para colorear de sus personajes favoritos para que los puedan colorear. No siempre tiene que ser con colores o rotuladores, también podemos utilizar bolitas hechas con papel de seda que puedan pegar, trocitos de papel para hacer un collage, acuarelas… Recortando el dibujo, pegándolo en una cartulina y poniéndole una cuerda ya tenemos un divertido adorno para su cuarto, ¿por qué no añadirle algunas partes móviles con unos encuadernadores? La idea es darle una vuelta a las manualidades de toda la vida para sorprender a los niños, que también se cansan de hacer siempre lo mismo.

Podemos completar la teleformación que estén recibiendo del cole con juegos educativos y también puede ser un buen momento para que se inicien, por ejemplo en el mundo de los legos o los puzles.

Un truco: Ten siempre a mano un “juguete de emergencia para situaciones de crisis”. Puede ser algo pequeñito como un sobre de pegatinas o un Superthing, pero la idea es tenerlo en la recámara para jugar con el factor sorpresa cuando necesitamos que los niños estén entretenidos un rato concreto o simplemente cuando todo lo demás ha fallado.

TELETRABAJO CON NIÑOS DE 6 A 12 AÑOS

Los niños de esta edad que se quedan en casa en principio debería ser de forma temporal, ya que en este nivel la educación es obligatoria y los niños sólo pueden faltar a clase por enfermedad o porque tengan que guardar la cuarentena si algún compañero ha dado positivo.

Puede que tengan que hacer deberes (si en el centro educativo ha previsto un programa académico online), así que aquí el reto es mantenerlos alejados de pantallas y videoconsolas el máximo tiempo posible mientras dure la cuarentena.

A estas edades empiezan a descubrir los hobbys y aficiones que muchas veces les acompañarán el resto de su vida. Si conseguimos que se “enganche” a algo beneficioso para él será un gran logro. Puede ser algo tan simple como la papiroflexia o el origami, despertar su curiosidad por el mundo con un globo terráqueo interactivo o animarle a que escriba un diario fotográfico de su día a día contando cómo es su experiencia y retratándola con imágenes. Muchos niños son apasionados de los dinosaurios o los superhéroes, fomentar ese interés con libros, juegos educativos o puzles que les diviertan y refuercen conocimientos también es buena idea, así como los juegos de ciencia, que son ideales en esta etapa de su desarrollo.

¿Nos cuentas cómo entretienes a tus hijos mientras trabajas?

Deja un comentario